iw-6

publicado a la‎(s)‎ 4 dic. 2011 12:42 por Helga Massetani   [ actualizado el 4 dic. 2011 12:42 ]

Eso sólo lo saben los chinos.  Los chinos y los oportunistas. Los demás creemos que son cuentos.  Cuentos chinos.

 

Y no entendemos nada.  Por eso cuando hay algo que no entendemos decimos que está en chino.  ¿Por qué no decimos que está en inglés o alemán?

 

Yo creo que es porque no entendemos a los chinos.  Aunque ellos si nos entienden a nosotros.  Nos entienden a nosotros y entienden muchas otras cosas más.  Como la crisis.

 

Nosotros en cambio, no entendemos nada.  Y lo peor es que no nos preguntamos nada y nos creemos todo.  Sobre todo si lo escuchamos en el noticiero o lo leemos en el periódico.

 

Nos creemos cualquier cosa y defendemos lo injusto.  Prejuiciamos sin valores.  Y  nos basamos constantemente en nuestras experiencias y en lo que nos metieron en la cabeza nuestros padres, nuestros maestros y nuestra sociedad.  Nuestro sistema.

 

De ahí que prefiero el caos.  El caos nos permite ser libres.  Nos confunde, nos obliga a ordenar y resolver, claro, es que todo resuelto no tiene gracia.  Y mucho menos sentido.

 

Además los chinos son la 5ta parte de la población mundial, eso significa el 20 %.  Hay países como España que no llegan ni al 1%.  Con nuestra manera de pensar, los chinos siempre tienen razón.  Son muchos más.  Siempre justificamos nuestras afirmaciones diciendo que lo dice todo el mundo.

 

Menos mal que yo me creé mi propia parte del mundo, y bueno como allí soy la mayoría, yo siempre tengo la razón.  Como los chinos.

iw-5

publicado a la‎(s)‎ 4 dic. 2011 12:41 por Helga Massetani

Sólo en el mundo.

Sola en el mundo.

 

Una sensación tan intensa.  Un mundo tan grande.  Tanta gente.  Tantas cosas. 

 

Un momento en tu vida en que nadie sabe nada de ti ni tú de nadie.

 

Sólo el viento, el sonido, la luz tienen protagonismo.

 

Desaparecer.  De repente desaparecer existiendo.

iw-4

publicado a la‎(s)‎ 4 dic. 2011 12:40 por Helga Massetani

Hazme ser ninguno.  Ya soy ninguno.

 

Muchas veces me he sentido ninguno, muchas veces me han hecho sentir ninguno.

 

Hacer de alguien ninguno.  Muchos ningunos iguales.  ¿Iguales para quién?

 

Para mi nadie es igual a nadie.  No somos iguales.

 

Puedo ser ninguno, pero no puedo ser igual.

 

Podemos ser ninguno, pero no podemos ser iguales.

 

Hacer de alguien ninguno es ningunear, hacer como que no existe. 

 

Yo no existo, pero mi obra si.

 

Y es para ti.

iw-3

publicado a la‎(s)‎ 4 dic. 2011 12:40 por Helga Massetani

¿Cómo puede ser libre un arte oficial?  

Si el arte está controlado por la institución, y a su vez ésta, controlada por el gobierno.  ¿Cómo puede ser libre?

Y entonces, ¿de qué sirve un arte que no es libre?  Un arte que no es libre, simplemente es un espectáculo, un medio de entretenimiento, un pasatiempo para la humanidad.

No tiene ningún fundamento.  Ningún discurso.  No aporta nada.

Inventemos un país en el que gobiernen sólo personas de 30 años que tengan un loro o una lora en casa.  En el que el arte sólo sea controlado por la institución y por supuesto, esta institución esté controlada por este gobierno: personas de 30 años, y con un loro en casa, claro.

Además de tener 30 años y un loro, son liberales en cuanto a la economía y se declaran como un país que promulga la religión católica extrema.

No están de acuerdo con el aborto, el uso de preservativos y anticonceptivos, están a favor del matrimonio, no toleran los pecados, van a misa todos los domingos y destruyen cuanta información vaya en contra de las premisas aceptadas por la religión cristiana.

Pretenden que grandes inversionistas de otros países se integren al modelo económico, pero que vayan a misa los domingos.

Muchos artistas que ha habido en la historia del arte no lo serían en este país.  Sólo habría artistas que respondan a estos pilares condicionantes.  Y si tienen un loro en casa, mejor aún.  Mas identificados con la clase dominante. 

Y mucho más si pintan con verde.  Por el loro, digo.

El arte es un medio libre.  El arte no ofende.  El arte te permite ir más allá de cualquier pensamiento político, económico o social.  El arte da forma y deforma a su gusto.

En esta sociedad inventada, el arte no aportaría nada nuevo.  No construiría ni rompería nada, no nos haría pensar nada.

El arte NO puede estar bajo ningún punto regulado por la institución pública que depende del gobierno.  De este modo el arte solo sería una mera actividad propagandística de los ideales del gobierno de turno, en este caso, el de la lora.

iw-2

publicado a la‎(s)‎ 4 dic. 2011 12:26 por Helga Massetani   [ actualizado el 4 dic. 2011 12:43 ]

No representa nada.

Mi obra no representa.  No representa nada.

Ni mi obra, ni yo.

Simplemente presento.  Les presento mi arte.  Les presento mi manera de ver el mundo, mi preocupación, mi percepción, mi intención. 

Presento lo que pinto, lo que escribo y lo que soy. 

Presento porque estoy presente, aquí y ahora, o al menos eso creo, que ahora estoy presente.  Y como estoy presente ahora, vivo el presente y no el futuro, quizás entonces, no esté presente. 

Vivo el presente.

iw-1

publicado a la‎(s)‎ 4 dic. 2011 12:24 por Helga Massetani   [ actualizado el 4 dic. 2011 12:38 ]

¿Hay una sola manera de ver las cosas?

Una sola manera de ser, una sola manera de pensar, un sistema al que acatar…

¿A ti te gusta la manera en que está ordenado todo?

Desnaturalicemos que las cosas sólo se den de una manera.  Dejemos de pensar en blanco o negro solamente y permitamos que las otras variantes también sean maneras naturales de vivir, de pensar, de sentir y de ser.

¿Quién ordena todo este caos?

Y… ¿lo ordena a su conveniencia, o a la conveniencia de todos?

El orden apremia al que está dentro y condena a los que quedan fuera.

Me gusta pensar en la posibilidad de que puedo pensar y ser diferente.  No que quiero, sino que PUEDO hacerlo.

Lo que quiero ya lo sé.  Lo que no acabo de comprender es si puedo hacerlo.  Si tengo la capacidad. Si me dejarán hacerlo.

1-6 of 6